Insultan a intendente cuando inauguraba una comisaría

04.Feb.07 :: En la prensa

Diario El Día de La Plata, 16/06/2004



En apuros. El intendente de Hurlingham fue insultado e increpado por manifestantes en la inauguración de una comisaría en Villa Tesei.

El intendente del partido bonaerense de Hurlingham, Luis Acuña, inauguró ayer una subcomisaría en la localidad de Villa Tesei junto a las autoridades provinciales, en medio de insultos e increpado por los familiares de dos víctimas de casos de “gatillo fácil”.

El acto de inauguración se realizó en la puerta de la nueva seccional policial ubicada en Lángara 798 en el barrio Mitre, de la localidad de Villa Tesei, al oeste del Gran Buenos Aires.

Tras la apertura de la subcomisaría Barrio Mitre, Acuña dirigió un discurso al público y a distintas autoridades como el ministro de Justicia bonaerense, Eduardo Di Rocco, y el subsecretario de seguridad provincial, Martín Arias Duval.

En medio del discurso, un grupo de familiares de víctimas de “gatillo fácil” comenzó a insultar y a increpar al intendente, a quien reprochaban por la inseguridad que hay en el barrio y por la muerte de dos jóvenes, identificados como Rodrigo Corzo y Cristian Bogado.

“Asesino, asesino”, gritaban los familiares, mientras a pocos metros había otro importante grupo de personas que llegaron al lugar para apoyar la gestión del intendente local.

Como era imposible mantener el discurso por los gritos, insultos y el ruido que hacían los familiares de Corzo y Bogado, Acuña intentó hablarles para que mantuvieran la calma.

“No hace falta este tipo de exteriorizaciones que nos enfrenten”, dijo Acuña. Y agregó que “quienes tienen responsabilidades van a pagar”, en relación a los responsables por los crímenes de los jóvenes.

El intendente acusó como organizadores del reclamo a “aquellos partidos minoritarios que se ponen una gorra y nos tienen acostumbrados al desorden”, por lo que rechazó que “se ideologice la seguridad” en el conurbano bonaerense.

Por su parte, Narciso Corzo, el papá de uno de los dos jóvenes víctimas del “gatillo fácil”, aseguró que su hijo fue asesinado por un efectivo policial el 28 de junio al año pasado y señaló que si bien el oficial responsable está detenido “su compañero, que manejaba el móvil, dijo que no vio nada en el momento del crimen por un ataque de vértigo, y ese hombre aún trabaja en la fuerza”.

Corzo sostuvo que “no bajará los brazos” para que se haga justicia en su caso y en el que se investiga la muerte de otro joven, Cristian Bogado, quien falleció el 26 de mayo pasado a 300 metros de la sede policial que ayer se inauguró.

El hermano del joven Bogado precisó además que cuando denunciaron la muerte de Cristian se “encontraron con al menos cinco casos más de gatillo fácil en Hurlingham, pero que por miedo nunca se hicieron las denuncias”.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google