Juicio al Gatillo Fácil

Imprimir

Día de alegatos en el juicio por Rodrigo

16.02.07

Red Eco - 16/02/2007

Día de alegatos

en el juicio por Rodrigo

Se desarrollaron hoy los alegatos en la causa del asesinato de Rodrigo Corzo.

La Fiscalía y la querella pidieron 20 años de prisión.

El defensor solicitó la absolución o una pena no mayor a 8 años.

El próximo jueves a las 9, el Tribunal dictará la sentencia.

Fabiana Arencibia-Red Eco Alternativo
Morón-Buenos Aires

“No estamos en este caso ante la comisión de un delito que simplemente vulnera un derecho individual, aunque en este caso sea tan preciado: el derecho a la vida.
El crimen del oficial Solana, en tanto miembro de la policía, es un crimen de Estado y constituye una violación a los derechos humanos.
Esta afirmación, señor presidente, es doctrina legal en Argentina, a partir de que la Corte Interamericana de Derechos humanos, órgano jurisdiccional superior a nuestra Corte Suprema, así lo dictaminara en el conocido caso Bulacio.
Es sobre un crimen de Estado que vuestras excelencias deberán dictar sentencia. Un crimen en el que un individuo, miembro de una fuerza de seguridad del Estado, mató e intentó ganar la impunidad con los recursos y al amparo de la estructura del Estado.
No solo Rodrigo Corzo y su familia fueron víctimas. Es la sociedad, es la humanidad toda que ha resultado agredida por el proyectil que atravesó el corazón de Rodrigo.
Solana mató a Rodrigo pero nos agredió a todos. Su mano homicida al apretar el gatillo, fue la mano del Estado”.

Así finalizó María del Carmen Verdú, patrocinante de la familia Corzo, su alegato en el día de hoy. La abogada de Correpi, dijo durante el desarrollo de sus argumentos finales, que el oficial inspector Cristian Solana sabía perfectamente lo que hacía cuando sacó su arma y disparó contra el auto en el que iba Rodrigo. “Hizo lo que quiso y quiso lo que hizo”, afirmó, para luego agregar que no hay ni eximentes ni atenuantes para el policía acusado.

En esta misma línea, el Fiscal aseguró previo al alegato de Verdú que sí existen agravantes y que son el hecho de que se trata de un funcionario público, con alta capacitación y que además modificó la escena del crimen. “Lo relatado por Solana, dijo, es una construcción para enmendar lo in enmendable”.
Ambos pidieron 20 años de prisión por considerar que Solana es autor plenamente responsable del homicidio simple, cometido con arma de fuego, de Rodrigo Corzo.

Además la doctora Verdú adelantó en su alegato que van a propiciar el enjuiciamiento del sargento Ariel Horacio Núñez - chofer del móvil policial que acompañaba esa madrugada a Solana - por encubrimiento, por ser cómplice del oficial y por falso testimonio durante este juicio.

Antes de comenzar, la defensa se quejó de los insultos y malos tratos del que fue objeto durante este juicio y que mellaron los ánimos (en supuesta alusión a familiares y amigos de Rodrigo que acompañaron los días de las audiencia).
En su alegato sostuvo que el accionar de Solana fue como reacción ante el miedo generado por una agresión (haciendo referencia al supuesto disparo que Rodrigo efectuó). “El accionar de Solana posiblemente haya sido imprudente”, afirmó. Definió el asesinato como una “controvertida actuación”, que si bien “viola el límite legal que le compete”, fue en legítima defensa.
Manejó básicamente cuatro definiciones en cuanto a la conducta de Solana. Sostuvo que fue en legítimo cumplimiento del deber y en el ejercicio legítimo del derecho de defensa. Para ambos casos pidió la absolución. Habló de culpa y no de dolo.
Sin embargo consideró la posibilidad de que el Tribunal decidiera que se trata de un homicidio simple. Ya que existen para la defensa “circunstancias atenuantes” solicitó la pena mínima en este caso que es de 8 años.
Como un acto más de cobardía, Solana no estará cuando se lo sentencie. Así lo adelantó hoy su abogado no sin antes decir su frase póstuma: ” Pido disculpas a la familia Corzo por su dolor”.

El Tribunal decidió trasladar la lectura de la sentencia lejos del centro la ciudad de Morón, donde se han movilizado familiares y amigos durante todo el juicio para apoyar a la familia de Rodrigo. La Sala de Audiencias de la Unidad 39, en el barrio San Alberto, Ituzaingó, es el lugar definido.
Allí, en una zona descampada, en un ámbito que es penitenciario, donde las requisas para acceder al recinto se manejan con criterios carcelarios, el próximo jueves por la mañana, los tres jueces de este tribunal deberán decidir.

Y seguramente, aunque muy lejos, llegarán familiares, amigos, compañeros solidarios. Llegaremos todos nosotros, para quienes la única distancia imposible de recorrer es la que nos separa de Rodrigo.


http://juicioalgatillofacil.nuevaradio.org :: Versin para imprimir